Inicio Taller Proyectos Prensa Contacto

Grotta di Sale

Ubicación / Location : México, CDMX
Superficie / Area : 200m2
Año / Year : 2016
Fotografía / Photography : Ángela Vizcarra
image
image
image
image
image
image
image
image

El éxito de introducir un nuevo negocio en la ciudad toma en cuenta muchos factores como conocer bien el giro, la demanda y su posible mercado para poder así ofrecer un espacio que represente a la marca para su correcto funcionamiento. Así la “Grotta di Sale” comienza con el proyecto de traer a México desde Italia un concepto de spa dedicado al cuidado de las vías respiratorias mediante inhalaciones de sales como si uno estuviera en el mar. 

 

Dentro del espacio seleccionado se decide crear dos grutas de sal; una para adultos y otra para niños. Además de las grutas, en el tapanco se encuentra una sala de estar donde la gente podrá esperar al que está recibiendo el tratamiento. 

 

Para lograr la unidad visual del local en sus dos niveles y a modo de umbral para la entrada a las grutas, un librero de varilla corrugada se vuelve el espacio perfecto para decoración pero también para la exhibición de productos en venta. Las cajas de madera que lo conforman, se piensan como módulos que pueden cambiar de posición permitiendo así que el espacio se vuelva dinámico y variable según lo vayan pidiendo la interacción con sus usuarios.

The success of introducing a new business in the city has to take into account many factors such as knowing its core, the demand and its possible market in order to offer a space that represents the brand for its proper functioning. Thus "Grotta di Sale" begins with the project of bringing to Mexico from Italy a concept of spa dedicated to the care of the respiratory tract by making salt inhalations as is if one were at sea.

 

Within the selected space, it is decided to create two salt caves; one for adults and one for children. In addition to the caves, in the mezzanine there is a living room where people can wait for the one receiving the treatment.

 

To achieve the visual unity of its two levels and as a threshold for the entrance to the caves, a black corrugated rod bookcase becomes the perfect space for decoration but also for the display of sale products. The wood boxes that make it up, are thought of as modules that can change positions allowing the space to become dynamic and variable as the interaction with its users demands.